Toma compartida de decisiones y asma

Toma compartida de decisiones y asma infantil (Congreso SEAIC 2016)

30 Congreso de la SEAIC

El comité científico del Congreso de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica me ha invitado a realizar un taller titulado “Planes de acción y toma compartida de decisiones para prevenir las exacerbaciones del asma infantil. Unidades integradas”. Agradezco al comité que dedique un espacio en el programa del congreso, para debatir ese tema tan crucial en la prevención y control del asma en los niños.

Aprender a autogestionar el asma infantil

El objetivo último de la toma compartida de decisiones es que los padres aprendan a autogestionar la enfermedad, de manera similar a lo que se hace en otras enfermedades crónicas, como la diabetes, que tienen resultados tan satisfactorios. Es fundamental que haya una colaboración efectiva entre el profesional de la salud y los cuidadores del niño, que favorezca la autonomía del paciente y la menor dependencia con respecto a la asistencia sanitaria.

En el taller revisaremos herramientas de la psicología de la salud, del coaching y de la educación sanitaria, como son los autorregistros de función pulmonar, la prevención de las crisis mediante su detección y tratamiento precoz, así como la determinación de objetivos terapéuticos, entre otras estrategias. En el coaching los planes de acción se dirigen a lograr objetivos. Estos objetivos, en el caso de los niños con asma, son que tanto madres como padres, aprendan a tener la enfermedad bajo control, y que lo mantengan de forma prolongada sin grandes esfuerzos y previniendo la aparición de crisis de asma.

Personalizar el tratamiento

Los medicamentos son imprescindibles para controlar el asma, pero no son el único componente.  La educación sanitaria en autocuidados, junto al control ambiental y al seguimiento periódico, son esenciales para lograr esta meta. Mi trabajo me demuestra cada día que el autocuidado es la estrategia más eficaz para mejorar el control de los niños y adultos que tienen asma. Pero, esta meta no puede alcanzarse si el niño o sus familiares no comprenden bien las prescripciones de los profesionales de la salud, o sencillamente no utilizan los dispositivos de inhalación de forma apropiada. Además de proporcionar información sobre la enfermedad y sus tratamientos, los profesionales de la salud deben resolver dudas, hacer demostraciones de los dispositivos, preparar de forma conjunta planes escritos de tratamiento y realizar un seguimiento individualizado. Los Planes escritos de tratamiento se elaboran de forma personalizada, tanto para prevenir las crisis como para controlar el asma.

Y es que en el manejo de las enfermedades crónicas es fundamental compartir la responsabilidad de las decisiones entre profesionales de la salud y pacientes. En el caso de los niños, sus madres, sus padres y sus cuidadores.

COMPARTE ESTE POST

Utilizando cualquiera de los enlaces de abajo: puedes compartirlo en redes sociales whatsapp o por email.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email